Después de brindarnos una colección monocromática donde prevalecen las texturas y siluetas combinadas, ¿con qué nos impresionará Anna Yung en el próximo fashion week?

Nacida en una familia de sastres e influenciada por ello, Anna Yung logró dar un gran paso para su trayectoria como diseñadora, comenzando con pequeñas colaboraciones para Disney -“Believe in love” (cree en el amor)- y Amazon -“Lips” (labios)-. Anna Yung logra, a partir de estas colecciones, financiar lo que sería el paso más importante de su vida.

Comenzó inspirada por sus padres, pero demostró tener habilidades y pasión. Opta por estudiar diseño de moda en la universidad y al salir en 2012 funda ANNAKIKI, su “casa de costura”. Es ahí donde comienza el viaje para esta diseñadora emergente, puesto que hace colaboraciones pequeñas las cuales le ayudan a irse posicionando y comenzar a llamar la atención de ciertas personalidades. Al final logra extraer su creencia y adopta el lema de “rebelión, innovación y originalidad” a partir de estas palabras se rige para poder crear y estar a la vanguardia.

Para Anna Yung el proceso de creación debe ser algo introspectivo y, en cierta forma, peculiar. La inspiración se puede encontrar donde sea y, por lo mismo, uno siempre debe ser fiel a lo que uno cree.

Toda idea debe convertirse en prendas que tengan un toque de explosión; partiendo de los colores y las formas a la vez que contrastan con los textiles y el tipo de telas por utilizar.

Yung logra balancear las texturas y colores de una forma inigualable. Además de que cada una de sus prendas tiene una pasión y un efecto de diversión que no puede ser ocultada.

Parte de la inspiración de objetos cotidianos se puede observar en su campaña SS 2016, en la cual se vislumbra una modelo sentada con un vestido plisado simbolizando el rayo de luz de una ventana, al igual que en otro look podemos ver a la modelo con un vestido rojo; el cual tiene ciertos toques blancos los cuales nos remiten a la silla roja posicionada del lado izquierdo de la imagen.

 

Esto lo podemos tomar como un gran paso hacia un proceso de diseño, no se necesita tener o encontrar el hilo negro para crear o diseñar, de lo que se necesita de una gran observación y de la abstracción de ciertos elementos para poder crear algo no antes visto.

 Pare este 2018 nos impresionó de nuevo con una colección que comienza con una bicromía de negro con verde y termina con una monocroma en rojo.

Logra capturar la esencia del color mediante looks sencillos. Apuesta por el color y las texturas, las cuales ayudan a dar el efecto óptico de observar distintos tonos de color cuando sólo hay uno.

Además de apostar por varios looks masculinos que en lugar de desentonar hacen a la colección más fuerte, se observa una silueta con volumen principalmente en los hombros y  vestidos con capuchas.

Hay un contraste muy interesante entre lo que debería ser formal y lo que debería ser casual: podemos notar que la colección es una mezcla entre un saco para vestir y una hoodie.

Hay un gran trabajo de color y texturas, puesto que utilizarlas siempre va a ser un tema complicado, es por ello que se adopta un monocroma para crear texturas y que no se vea tan cargado al grado de parecer una piñata. Anna Yung, ha demostrado en estos pocos años de carrera que no por nada está en “Milan Fashion Week”. Esperaremos con ansia su próxima colección.

 

 

 

Envíaselo a un amigo