Fotografía: Lina Lasso

Los jóvenes habaneros tienen una manera de vivir pre internet. Muy poco Whatsapp o Facebook, nada de Instagram o Netflix -pero sí el “paquete semanal”-.

Obligados a vivir con sus padres en la edad adulta, sin comida “chatarra”, sin viajes de verano o vacaciones en otros destinos, la opción es hanguear en la calle, dedicarse a la música o al deporte. El poder salir del país es el anhelo de muchos.

Envíaselo a un amigo