SinTrata es una asociación civil mexicana fundada por alumnos de la Universidad Iberoamericana con el fin de abordar un grave problema en nuestro país: la trata de personas, es decir, la compra y venta de seres humanos para su explotación sexual o laboral. El tráfico humano sucede todos los días, pero muchas veces decidimos ignorarlo, minimizarlo o pretender que no nos corresponde.

Lo único que tienen que hacer es meterse a la siguiente página y seguir los pasos. ¡Tenemos solo el día de hoy!:

https://www.charidy.com/sintrata

Más allá de las fronteras tangibles, existen fronteras simbólicas entre los seres humanos, fronteras que nos hacen creer que de cierta manera somos superiores al otro, hasta el punto de creer que tenemos el derecho a gobernar su cuerpo. La trata de personas es un ejemplo claro y trágico de lo anterior, pues es un negocio que toma ventaja de la vulnerabilidad del otro para transformarlo en mercancía.

“Ser vulnerable no equivale a ser víctima” afirma Judith Butler, pues la mayoría de las veces la vulnerabilidad se da por situaciones de desigualdad que no dependen del individuo: el contexto en el que nació, su situación económica, su ambiente familiar. Tristemente, en este país estar al margen significa estar desprotegido. Hemos aprendido a silenciar a lo oprimidos y a perpetuar discursos que reduzcan vidas reales a una cifra que aparece en el periódico. Cada vez mas personas en nuestro país son víctima de alguna trata. Muchas otras veces la misma familia los vende, algunas otras son secuestradas y en muchas ocasiones sucede a través de redes sociales.

Actualmente, SinTrata ha apoyado a más de 200 sobrevivientes. Las victimas reciben atención psicológica, medica y legal para su reintegración social, creando nuevos proyectos de vida en un entorno seguro, a partir de la educación y trabajando de la mano con varios albergues de niños, niñas y mujeres. El principal objetivo de la asociación es ayudar a los afectados a salir adelante, pero algo de vital importancia es la prevención.

SinTrata nos invita a ser críticos frente a nuestra realidad, a quitarnos la venda de los ojos y promover una nueva manera de vivir en comunidad. A través de cientos de testimonios, se ha recopilado información para poder trabajar con niños, jóvenes, padres de familia y maestros, enseñándoles como identificar situaciones de riesgo y actuar correctamente para prevenirlas.

De igual manera se han hecho capacitaciones al sector público y privado en el país para debilitar la cadena de explotación sexual que existe. Por otro, lado se han creado alianzas con la industria hotelera y de transportes para que sea una vía de identificación y canalización de víctimas.

El día de hoy, Sin Trata requiere nuestra ayuda en una campaña de recaudación de fondos para seguir creciendo y luchando en contra de la trata en nuestro país a través de la “responsabilidad compartida”. Es una gran oportunidad para donar, pues el valor de tu colaboración se multiplica. La intención detrás de esto es lograr el impacto que queremos en nuestro mundo, en nuestro país.

“Somos vulnerables y después superamos esa vulnerabilidad a través de actos de resistencia”, dice Butler. Un acto de resistencia es apoyarnos los unos a los otros, darnos fuerza, darnos voz y devolver a todas las víctimas de injusticias los derechos que por principio les pertenecen.

Lo único que tienen que hacer es meterse a la siguiente página y seguir los pasos. ¡Tenemos solo el día de hoy!:
https://www.charidy.com/sintrata

Colaboración: Macarena de Arrigunaga

Ilustración: Maremoto
@marmarmaremoto

Envíaselo a un amigo