Con este proyecto el grupo busca proponer que el arte también puede estar en las calles, representando una cultura que no se compra, a un arte que no es solo un “desmadre adolescente”.

Código Barrio es un proyecto que salió de un grupo de amigos que se unió para salir a fiestas, con un gran gusto por el graffiti. Que con ayuda del Centro Ernesto Meneses de la Universidad Iberoamericana obtuvo asesoramiento, lo que les permitió enfocarse en sus características y su manera propia de pintar.

El grupo se originó en el año 2003 en Santa Fe, con la intención de aprender nuevas técnicas, que dieron paso a un graffiti ilegal que más tarde fue reconocido en las exposiciones realizadas en el estadio Azteca en el 2010.

Desde el 2015 los integrantes del grupo buscaron renovar la visión e intención de éste, que generó intervenciones anuales que han invadido las ciudad con 50 murales, dándose a conocer ante el Pueblo de Santa Fe.

El grupo no se entiende sin la interacción que tiene con la comunidad, la cual celebra que sus calles grises o amarillas y rojas sean reformadas y renovadas con la energía que el grupo ofrece a través de sus murales.

Código Barrio nació como una alternativa artística que tiene como fin generar un gusto por el arte y con esto sensibilizar a las comunidades de zonas problemáticas, con el fin de cultivar una generación con un sentimiento renovado de identidad con un desarrollo como fin.

Al hacer una producción de murales de ciertos puntos icónicos, de temática histórica, busca generar un espacio para resaltar los valores que son olvidados por los jóvenes, convirtiéndose en un concepto que busca romper con estigmas y con la falta de valores sociales al colorear la ciudad, dando vida a un espacio de rescate para adolescentes.

Con este proyecto el grupo busca proponer que el arte también puede estar en las calles, representando una cultura que no se compra, a un arte que no es solo un “desmadre adolescente”.

Rescatar sus raíces y espacios es la misión principal del grupo, pues así podrán transformar su mundo, el que caminan todos los días.

El grafiti se nos presenta como una ventana de creatividad, un escape del gris de las calles. Una nueva forma de entender y sentir lo que nos rodea.

Para más información sobre el proyecto siguelos en https://www.facebook.com/Código-Barrio-178918282836752/

Un especial agradecimiento a Toko y Daga por la entrevista y fotos.

Envíaselo a un amigo