Nigeria: una nación que hasta hoy llevaba 3 derrotas acumuladas en copas del mundo, una selección que sólo se enfrentó a Islandia hace tiempo ya. En 1981 ambos equipos jugaron un partido amistoso que resultó en la victoria de 3-0 los islandeses.

Nota: La tierra, como un balón, es redonda y cada 4 años se encuentran en posición para que suceda el mundial. Cascarita es un proyecto en #CdeCancha que busca encapsular momentos del mundial de Rusia 2018 en 360 palabras. Cortas crónicas con C de Cultura, de Cascarita y de Cancha.

***

 

Che, Ayudáme

La tragedia de ayer dejó el futuro de la selección argentina colgando de un hilo. Ante la desastrosa derrota 3-0 y la desarmonía entre los jugadores bajo el liderazgo de Lionel Messi la esperanza argentina de quedarse en la copa mundial cayó en manos de la selección nigeriana.

Nigeria: una nación que hasta hoy llevaba 3 derrotas acumuladas en copas del mundo, una selección que sólo se enfrentó a Islandia hace tiempo ya. En 1981 ambos equipos jugaron un partido amistoso que resultó en la victoria de 3-0 los islandeses. Sin embargo, el resultado de hoy fue distinto, e Islandia se enfrentó por primera vez a una derrota durante la fase de grupos de un torneo internacional.

En el minuto 49 el nigeriano Moses se abrió paso entre el mar islandés para tocar el balón al #7: Ahmed Musa. Siguiendo con estilo el ataque, Musa terminó la jugada en un magnifico gol. Imponiendo un 1-0 y rompiendo con la monotonía establecida por ambos equipos durante el primer tiempo.

Casi media hora después y habiendo resistido a los ataques y cambios de Islandia, Musa se apoderó del balón en el minuto 79 para hábilmente acomodarse frente al arco y anotar el segundo y último gol del partido.

Con este 2-0 establecido en el segundo tiempo Musa se convirtió en leyenda nacional. Es el jugador en la historia de Nigeria con más goles en una copa del mundo (4).

Se acercaba el final del partido y los vikingos se sentían presionados. Faltando únicamente 7 minutos para el silbatazo final, se les otorgó un penalti. Tristemente para los fanáticos islandeses y el #10 G. Sigurdsson, el disparo fue demasiado alto y no acabó dentro de la red.

El triunfo de hoy no es ajeno a los argentinos. Quién sabe cuántas veladoras prendieron los hinchas sudamericanos o con quién habló el papa Francisco, pues tras el partido de hoy todavía existe la posibilidad de que Argentina califique a la siguiente ronda. Todo dependerá del desempeño que demuestre la selección en su próximo partido frente a Nigeria. Sin olvidar que, en el fútbol y la vida, todo se juega. Nada está aún escrito.

 

Envíaselo a un amigo