Kylian Mbappé es de padre camerunés y de madre Argelina. Con tan sólo 19 años de edad, un increíble desempeño y la victoria de hoy, llega a su primera final de una copa del mundo. Dejando así en silencio a críticos de una nación en donde la xenofobia y las tentaciones aislacionistas han echado raíz.

Nota: La tierra, como un balón, es redonda y cada 4 años se encuentran en posición para que suceda el mundial. Cascarita es un proyecto en #CdeCancha que busca encapsular momentos del mundial de Rusia 2018 en 360 palabras. Cortas crónicas con C de Cultura, de Cascarita y de Cancha.

***

Colonialismo

                El legado futbolístico de dos antiguos gigantes colonizadores se vistió hoy de rojo y de azul para jugar la primera semi final de la copa del mundo 2018. La selección francesa con al menos una docena de jugadores de origen africano se enfrentó a Bélgica; cuya diversidad no se limita a lo bilingüe, sino que incluye también a sus 8 jugadores de origen meridional.

La joven sensación francesa del momento, Kylian Mbappé es de padre camerunés y de madre Argelina. Con tan sólo 19 años de edad, un increíble desempeño y la victoria de hoy, llega a su primera final de una copa del mundo. Dejando así en silencio a críticos de una nación en donde la xenofobia y las tentaciones aislacionistas han echado raíz. Tanto, que el año pasado la racista y de extrema derecha Marine Le Pen llegó a segunda vuelta en elecciones presidenciales.

De la misma manera, el feroz, Romelu Lukaku denuncia a los periódicos euro centristas e hipócritas de su país que, cuando las cosas van bien lo llaman “El delantero belga” pero que rectifican al momento en que comete algún error y se refieren fría y cínicamente a él como “El delantero belga de origen congolés.”

Usando su influencia e imagen, jugadores como Kompany, jugador belga de padre congolés, o Pogba, francés originario de Costa de Marfil, se han vuelto embajadores por el cambio en sus naciones de origen encabezando campañas por el tan difícil desarrollo para excolonias que fueron saqueadas y después “liberadas”.

Pelé predijo que para el final del siglo XX un equipo africano habría ganado la copa del mundo. Tristemente dicha premonición no se ha cumplido hasta la fecha. Nigeria, Argelia, Marruecos, y Egipto fueron eliminados en las etapas más tempranas del torneo.

Sin embargo, con la victoria francesa de hoy y una selección que puede rastrear el origen del 78% de sus jugadores a raíces africanas nos hace ver que quizá sea este el año en que se cumpla a medias la predicción del mítico goleador brasileño.

Lo más difícil ahora para la selección francesa no es la final sino el día después. Cuando sus políticas sus y elogios a jugadores no coincidan entre sí.

 

 

Envíaselo a un amigo