"Memoria concreto" es una pieza teatral que se presentará todos los miércoles de agosto a las 8:30 pm en "Un teatro" (CDMX). Aborda temas como la múltiple y confusa identidad de la Ciudad de México desde varias perspectivas y a partir de distintos registros artísticos.

Memoria concreto, obra que mezcla la dramaturgia con el documento, parece entender muy bien la dicotomía que se vive a diario en la Ciudad de México. Por un lado revela el misticismo y la riqueza cultural que hay detrás de la historia del Valle de México mientras que por otro retrata la agotadora, confusa y a ratos frustrante experiencia que implica habitar en el mismo.

El cemento funge como hilo conductor de la pieza dramática. Este material, que por su función histórica representa el progreso y la urbanización, cobra un nivel metafórico: el del contrapunto. A pesar de que la capital mexicana está llena de calles, de segundos pisos, de edificios y de centros comerciales existe una desigualdad socioeconómica inabarcable entre sus habitantes. El sentido de la metáfora también se expande hacia una reflexión sobre el espíritu del hombre moderno, quien, entre tanta información y materialidad, pareciera temer al vacío y a lo (in) concreto.

Memoria concreto, es una obra de distintos matices: los actores encarnan múltiples personajes, la música va desde la cumbia hasta la balada y el tono general cambia de manera continua. Detrás de la obra hay un trabajo extenso de investigación. El Colectivo Ruta 86 utiliza el video documental para darle voz a personas de la vida real, como lo son una señora que tiene un puesto en el mercado de Jamaica o un cumbiero que ha pasado gran parte de su vida en un salón de baile.

Esta obra teatral definitivamente resonará personal a muchos espectadores porque narra desde las experiencias más íntimas de los actores y de los entrevistados, hasta lo más representativo de la Ciudad de México como lo son las tortas de tamal, los viajes en el transporte público, las expresiones chilangas y el smog.

A través del fragmento, de la microhistoria, del pastiche, de la ironía y del trabajo interdisciplinario, el colectivo le ofrece una experiencia multisensorial al espectador. Cabe decir que todos los medios son de una calidad excelente, muestra de un arduo trabajo, una mentalidad crítica y muchas ganas de compartir con el resto de las persona una reflexión sobre el devenir constante de la Ciudad de México. Si bien, Memoria concreto no es una obra que ofrece respuestas y soluciones alentadoras a sus espectadores, propone un espacio en el que se plantean preguntas de manera libre y que muy probablemente sean el inicio de algo más grande.

REDES SOCIALES

https://www.facebook.com/ColectivoRuta86/?fref=mentions

https://www.instagram.com/memoriaconcreto/

 

DÓNDE Y CUÁNDO

 

 

Envíaselo a un amigo